Les costuretes

domingo, 21 de mayo de 2017

Un panda en el Sónar

Me da que estos pandas son súper modernos, con sus auriculares, sus ojeras de tanta fiesta y sus manos burlonas detrás de las orejas, así que seguro que se van de festivales en cuanto pueden, toda la panda-illa junta.
Me chifla esta tela, me encanta cómo le quedan los leggins, aunque mi señor esposo diga que son súper feos. Espero que el que tenga mal gusto sea él y la mona no sea el hazmereír del cole.




Le he cosido también una camiseta lisa del todo porque dos estampados diferentes quedan fatal.
Tiene poco secreto. Únicamente costuras vistas con la over y una etiqueta de kraft con una cinta.


.
Enlace: Menuda inspiración
Patrones: leggins propio y Lúa, cómo no
Telas: Els Encants

miércoles, 17 de mayo de 2017

Kelopuu-nkarra

Tenía ganas de coserla, y el cose conmigo me ha dado el último empujoncito.
Pero... no me gusta como me ha quedado. Sosa, que con eso ya contaba, tuve que quitarle la capucha en el último momento porque parecía un duende de los que dan miedo (con cara verde, berruga y nariz brujil), la manga me queda ancha, la cintura estrecha. Total, un despropósito de costura. Que menos mal que hay sorteo entre las participantes porque si fuese por votación popular... lo llevaba clarinete.

El cuello fruncido no me acaba de desagradar. Si lo vuelvo a coser, lo preveeré antes y quedará mejor.

 
Había puesto ollaos para la capucha, y ahí se han quedado, claro. Otra cosa rara. ¿Solo me pasan a mí estas cosas o es que la gente no las explica?


Eso sí, me ha encantado coser estos bolsillos. Es la segunda vez que los pruebo y han quedado infinitísimamente mejor. Minipunto para mí.
 Por dentro va forrada con esta especie de tela de rejilla que me recuerda a los punkys. De ahí mi bautizo a Kelopuunkarra.

Muchísimas gracias a las organizadoras del evento por el tutorial. 

Venga, que ya se acerca el finde.

Patrón: Kelopuu 5/2014
Telas: Els Encants

domingo, 14 de mayo de 2017

pijamear con tranquilidad

Últimamente me olvido que es lunes.
Entrada express.
Me encanta coser pijamas y dar rienda suelta a las telas feas.

 No ha sido capaz de soltar el fuet para hacer la foto.
Enlace: Menuda inspiración

miércoles, 10 de mayo de 2017

Encuesta


Sí chicas, sí. Todas tenemos una costura de esas tediosas, odiosas, relegadas. Y lo peor, es que me temo que para muchas de nosotras será la misma. Por eso quiero compartirla con vosotras, porque sé que muchas os sentiréis identificadas y será gratificante saber que no estáis solas en este mundo, que también les pasa a otras. Y aunque mal de muchos, consuelo de tontos, unámonos a esta tontería generalizada y digamos en voz alta:
- Milagro, milagro!!!! me he cosido el bajo de los pantalones!!!

Pues sí, este es mi Rums de hoy. Me ha costado tanto decidirme, ha sido tan duro, que tengo la necesidad de compartirlo. Esos tejanos reposando 10 días en el armario, con sus etiquetas colgando, con su pegatina con la talla reclamando su independencia, con ese trozo de pantalón saboreando la muerte, pero sin saber cuándo va a llegar.

Solo quiero deciros que, aunque hace ya 3 años y medio que le doy al pedal, SON MIS SEGUNDOS BAJOS PROPIOS!!!!! Como lo leéis, y digo propios porque se los cojo a todo el mundo menos a mí misma. Hasta a la señora que limpia en casa, y os juro que es verdad.

¿Echaré de menos esos bajos doblados hacia dentro a fuerza de plancha? ¿aquellos que en mi adolescencia había llegado a grapar? ¿a otros a los que ponía clips de pelo o de papel en un momento de desesperación?. Es lo que tiene ser  bajita.

Sé que lo estáis deseando, así que he preparado un... TUTORIAL PARA VAGAS!!!! TACHÁN.

1. Ponte el pantalón (este paso es bastante importante si deseamos que la costura sea exitosa)
2. Señala la largada con un alfiler (uno solo señoras, no me trabajen demasiado)
3. Corta a saco un dedo más largo.
4. Pasa la over (nada de dobladillos como los de las tiendas, que perdemos el tiempo que necesitamos para otras cosas).

5. Dobla un dedo y pon hasta 4 alfileres.
6. Cose hasta que te encuentres con el punto de inicio. Si coincide, mucho mejor.
7. Repite el proceso con la otra pernera.
8. Descansa y tómate un refrigerio para recuperarte del esfuerzo.
9. Conciénciate de que en un par de años deberás repetir la tarea con otros pantalones. No te preocupes por esto, es como el parto, se genera un noséqué que te hace olvidar el sufrimiento.


Gracias, gracias. Ya sé que estáis boquiabiertas. Vosotras también podéis, de verdad. Ánimo. Si alguien necesita ayuda, puede contactar conmigo.

Por cierto, lo mío es vagancia en grado 3: ni siquiera he cambiado el color del hilo. Por fuera negro y por dentro crema.


Y ahí va la encuesta: ¿Coger los bajos se considera coser?

Enlace: Rums

miércoles, 3 de mayo de 2017

No falla

Ya lo dije hace unas semanas para Menuda Inspiración, pero coser una mochila Pandielleando es una apuesta segura. Siempre queda bien. Muy mal gusto tendríamos que tener combinando telas para que quedara mal. Es que ni con esas, porque a veces cosas que no pegan ni con cola es lo que queda mejor.

No tiene demasiados secretos. Por dentro le he cosido un bolsillo y le he puesto una tira de foe con un mosquetón para las llaves.
Y me repito con las hojas revoltosas que ya os enseñé la semana pasada. Ahora ya podéis ver de dónde cuelgan.



Y con esto y un bizcocho... feliz jueves.

Enlaces: Rums
Telas: Tricotín tricotán y Els Encants.
Patrón: Mochila pandielleando

miércoles, 26 de abril de 2017

Revoltoseando que es gerundio

(Antes de nada, felicitar el cumpleblog a esta súper artesana que ha entrado tan fuerte en el mundo bloguero-costuril. Parece mentira que solo haga un año que la leamos y la admiremos. Imilce, ya sabes que soy #muyfan de ti).

Revoltoseando o revoltosa ando.
Antes de las vacaciones de Semana Santa, la diosa del cuero, las hojas y los ollaos, me preguntó si me apetecía formar parte del grupo al que iba a enviar algunos materiales para celebrar su cumpleblog. Tiendo a no pensármelo dos veces, así que dije que sí ipso facto. Bueno, luego veréis porqué igual debería haber dicho que no. Manolete, si no sabes torear pa que te metes.

Bueno, vamos a ir, de más a menos, aunque se da un empate técnico entre todo lo que tiene que ver con el cuero.

Uno de los materiales era plástico mágico. De ahí creo que he salido airosa. Además, cabe decir que me ha encantado la experiencia y que el señor Amazon me puso una pistola en el pecho para que comprara más. Yo no quería, de verdad.

Primero hice estas dos, que cuelgan de una mochila Pandielleando que os enseñaré en breve. ¡Ah, que me olvidaba explicaros las premisas!. Debíamos coser con cuero, hacer algo con plástico mágico, poner ollaos y hojas como motivo.



Después fue cuando me entró en gusanillo y la impaciencia e hice 4 llaveros que ya cuelgan de mochilas y llaves. Cada uno con su obsesión y pa la menda, una hoja.


Y ahora empieza lo penoso. Y cuando digo penoso, quiero decir penoso.
Primero una funda para las gafas de sol en cuero. Fue divertido agujerear con el sacabocados e ir cosiendo a mano con una cinta de cuero.
Por un lado dibujé una hoja con un punzón, pero no tuve en cuenta que después tenía que hacer los agujeros y ha quedado súper descentrada. Fiasco uno.
Por el otro, unos ollaos. ¿Porqué? La verdad, porque era el único sitio donde los podía poner.



 Después quise probar hacer una pulsera para el mono. Él está súper feliz con sus calaveras, pero el cuero es demasiado fino y no tiene cuerpo. A ver cuánto le dura. Fiasco 2.

No me dejó hacerle fotos, pero lleva un cierre bastante chulo y cuatro calaveras. No es mérito mío. Eran chulas desde la tienda.

Y ahora viene lo "mejor". Quiero avisar de que tenemos tendencia a dorarnos la píldora en los comentarios de los blogs, no somos destructivas. Normal, estamos para animarnos, no? Pues os doy permiso para criticar, para decir verdades, para admitir que es horrible. Hasta mi madre me lo ha dicho!!!!
No sabía qué más coser con el trozo de cuero que quedaba, y, cándida de mí, decidí coser unas zapatillas. Me ha costado un montón coser las mil capas que lleva, cuero interior y exterior y gomaeva en medio. Eso multiplicado por dos en la parte delantera. Y el biés!!! Encima, como no me llegaba el marrón (las suelas son marrones, pero no hice foto por vergüenza) lo combiné con polipiel, o lo que sea, lila. Eso no corría por la máquina ni con la poli detrás. Un desastre. Que sepáis que hay algún trozo enganchado con cola por desesperación. Os juro que en mi cabeza quedaban bien.
Bueno, allá va mi "obra maestra".



Os aconsejo que vayáis a visitar el resto de blogs, que han cosido cosas preciosísimas y mucho más dignas.
Me río por no llorar.
Os pido que, mentalmente, gritéis como cuando dan la alineación de un equipo de futbol.
Hirutxoak.
Eh.
Aquí quiero.
Eh
Pandielleando
Eh
Manitas manotas manazas
Eh
Munna
Eh
Mi guerrero y mi princesa
Eh
mj_medinapalao
Eh
Vanaesha
Eh
Anna Cal Joan
Eh
Costurera de Retales
Eh
Y en la portería: Manos Revoltosas.
Ehhhhhhhhh



Feliz Rums.
Links: Rums, recopilatorio revoltoso

miércoles, 19 de abril de 2017

Tuneo caravanil

El verano pasado nos compramos una caravana. Nos encanta ir de cámping y hasta hora íbamos de alquiler, pero por fin tenemos nuestro chalecito.
Dos motivos me llevaron a tunearla todo lo posible: 1. me gusta más lo bonito que lo feo 2. soy una escrupulosa.
Llevará a críticas, pero la verdad es que no me gusta demasiado acostarme, sentarme y hacer vida en general donde lo han hecho otros. Así que, os muestro el antes y el después.
Cabe destacar que las tapicerías de las caravanas son la primera o la segunda cosa más fea del mundo. Nunca, y digo nunca, he visto una caravana con una tapicería bonita.

 No se aprecia muy bien cómo eran los laterales de las cortinas antes. Quien tenga caravana, seguro que está sonriendo. Qué cosa más horrenda!!!


 Símplemente he pasado la over a todo el contorno de una tela preciosa.








Con la ayuda de mi bendito sr. padre, hicimos la tapicería de todos los cabezales. Me lo desmontó todo y, grapadora en mano, le dimos otro aire.




 Combiné la misma tela y los mismos colores con tres combinaciones diferentes.
Por último, hacer fundas nuevas a las fundas de los "sofas". La verdad es que fue un trabajo bastante tedioso. Además, el cojín de abajo es curvo y fue un coñazo.


Así era antes tooooooda la tapicería y fundas de los colchones. ¿Maja, eh?



También quitamos la barandilla de la litera, que tenía unos corazones...


Por último, tuneé el baño, por cierto.

Ya solo me quedan las cortinas del avancé para entrar y decir: qué bonito!

Links: Rums, Menudo caravanón :-p